miércoles, 27 de mayo de 2015

Las ovejitas exploradoras

En la sala de 2 del turno tarde, las actividades que más disfrutamos son pintar, dibujar, “enchastrarnos” y explorar a través de las técnicas plásticas.

La propuesta fue ofrecerles a los nenes, una secuencia de dáctilo-pintura con diferentes texturas. 


El significado de dáctilo-pintura es: pintar con los dedos.


Utilizar los dedos y las manos para pintar favorece el desarrollo de la sensibilidad visual, táctil, la motricidad fina, la coordinación viso-motora, la expresión y la creatividad. También es un excelente medio para eliminar las inhibiciones y facilitar la evolución y expresión de la personalidad de los chicos. Además, aporta entretenimiento, diversión, fortalecimiento del autoestima y una gran satisfacción.

El objetivo principal de esta actividad, además de explorar distintas sensaciones a través del color y la textura,  es que cada niño libremente se exprese como lo desee, disfrutando en todo momento al experimentar con su percepción. Lo importante es el proceso y no el producto.

Las propuestas fueron:
1.    Hojas negras y dáctilo-pintura blanca.
2.    Hojas blancas y dáctilo-pintura de un color con harina.
3.    Cartón corrugado y dáctilo-pintura de dos colores.

Aquí pueden ver algunos momentos vividos durante las propuestas:











jueves, 14 de mayo de 2015

Nina y sus rockeritos


Los niños de sala de uno demostraron durante este tiempo el placer de bailar al ritmo de la m
úsica.

Todos los días en algún momento de la mañana los “rockeritos”, suelen pedir música para bailar y ya tenemos los hits de la sala, gracias a la m
úsica que ellos mismos trajeron de sus casas.

Algunos señalan el equipo de música cuando quieren que lo prendamos, otros se ponen a bailar abajo del mismo y lo más importante es que cada uno tiene su propio paso de baile.

Esto se puede ver cuando hacemos actividades de expresión corporal donde la música es el puente inspirador. Algunos chicos comienzan a girar, otros se mueven para delante y para atrás, otros para los costados, algunos se agachan y si algún nene puede llegar a estar un poco cansado, una vez que suena la música en sala de uno, todos se levantan y sus cuerpos comienzan espontáneamente a moverse por el espacio.

Es un placer verlos en esos momentos, ver como disfrutan de la música, del baile y como esto los caracteriza como grupo. Durante este tiempo bailamos con pañuelos de diferentes colores, porras, maracas, pompones de lana.

Cuando desayunamos también escuchamos música más tranquila, lo mismo cuando pintan, las docentes solemos ponerles música para que escuchen y disfruten.

Se puede decir que en esta sala la música es una gran compañía durante todas las mañanas.